PLATAFORMAS MUSICALES

Hoy celebramos el Día Internacional del Yoga, pero también destejamos el de algo importante que mueve a la humanidad, y me refiero a la música. Y en éste tema nada está dicho porque aunque las canciones llegan para quedarse, los artistas y formatos contenedores de audios han evolucionado exponencialmente.

¿Qué relación tiene una cinta magnética y un bolígrafo de marca BIC? Si pudiste responder a ésta pregunta, seguro te tocó rebobinar (reboqué, regresar) algún casette para escucharlo de nuevo ¿y ahora qué tenemos que hacer para escuchar nuestras canciones favoritas? Simplemente bajar una aplicación, armar nuestras playlist y listo, eso es Spotify el servicio de reproducción de música en streaming, que hoy en día ha superado ya los 100 millones de usuarios activos al mes, significando para la marca más de 1.8 millones de cuentas nuevas cada mes.

Qué padre sería que de esos 100 millones el 50% estuviera registrado con el servicio premium, que permite tener tu música offline y sin comerciales (es una maravilla), pero no es así pues sólo al rededor de 30 millones están suscritos de ésta manera (quiero suponer que es porque existen plataformas como Youtube donde no pagas por escuchar la música y además ver videos).

images

Por otro lado la competencia del temible Spotify quien es Apple Music, apenas registra la cantidad de 15 millones de usuarios en su red social. Cabe mencionar que de los ingresos que registra la marca el 80% es para las empresas discográficas y artistas que suben sus contenidos a la plataforma y sólo el 20% es para los desarrolladores de la app.

No me sorprende que empresas basadas en éste tipo de negocio que funciona sólo como plataforma, sean el éxito de hoy en día como: Airbnb, Uber y Spotify, quienes no son dueños de una sola habitación, carro o canción. ¿Entonces qué esperamos para en nuestro país para mejor ser desarrolladores de plataformas de contenidos?

¿Y tú cómo escuchas tus palylist?

Oscar Santoyo